Noticias

Los ciberasesores de CyberCamp 2016 resaltan la importancia de practicar la educación digital en los hogares

El psicólogo sanitario David Cortejoso y el experto en seguridad informática Josep Albors han sido los encargados de resolver las dudas de los padres

Uno de los objetivos de CyberCamp 2016 ha sido concienciar a los padres sobre la importancia de hacer un uso responsable y seguro de internet. Multitud de padres se han acercado este fin de semana al taller CiberAsesor para conocer los consejos de los expertos en temas como ciberbullyin entre los menores, sexting y aplicaciones de ligoteo, privacidad, riesgos en juegos online o control parental, entre otros. 

El psicólogo sanitario y Master en Terapia de Conducta especializado en los peligros que el uso inadecuado que las TICs suponen para niños y adolescentes, David Cortejoso, y el experto en seguridad informática, Josep Albors, han sido los encargados de trasladar a los padres las claves para garantizar que sus hijos hagan uso correcto de internet.

David Cortejoso ha asegurado que los padres deben practicar la educación digital desde que sus hijos son pequeños y no delegar esta educación a actividades extraescolares, colegios o instituciones, sino que “hay que practicarlo en casa y hablar de educación digital y nuevas tecnologías en el hogar, que no se está haciendo”.

En cuanto a la edad en la que es recomendable dar un móvil e los hijos, Cortejoso ha indicado que “no existe una edad adecuada, sino una capacidad adecuada” y ha añadido que lo importante es que los padres conozcan los riesgos, los servicios que pueden y no usar, que apliquen una herramienta de control parental y que pongan normas y límites, además de inculcar una educación digital de base”.

David Cortejoso también ha hablado de la importancia de la privacidad y ha advertido que “el modelo que estamos trasladando a nuestros hijos no es el adecuado, porque al subir fotos de ellos desde que son pequeños estamos haciendo que normalicen conductas que no son las adecuadas” y ha añadido que “tienen que entender que lo que ponen en internet puede afectar a su futuro inmediato a la hora de buscar un trabajo o pueden ser blanco para problemas como cyberbulling y otras prácticas”.

En este sentido, el psicólogo sanitario ha indicado que mientras que el bulling o acoso escolar se mantiene, el cyberbulling está despuntando. De hecho, el 31% de los niños y niñas de edades comprendidas entre los 9 y los 16 años, dice haber sufrido alguna forma de acoso online u offline. Algo parecido ocurre con el sexting, un problema que cada vez se da a edades más tempranas.

David Cortejoso ha concluido recordando que “no hay que espiar a los hijos, sino supervisar y controlar el uso que hacen de las nuevas tecnologías, navegar con ellos desde pequeños, enseñarles claves y aplicar una medida de control parental para recabar información, pero después, hay que darles libertad y dejarles su espacio y privacidad”.