Noticias

La demanda de seguridad tecnológica e informática por parte de las empresas crece a nivel mundial

Las oportunidades laborales y de emprendimiento en materia de ciberseguridad se multiplican ante la falta de profesionales especializados.

Alrededor del 54 por ciento de las empresas mundiales todavía no realizan test de seguridad en sus infraestructuras tecnológicas, y cada vez es mayor la demanda de servicios especializados que resuelvan sus necesidades en materia de ciberseguridad. Ello eleva hasta límites prácticamente infinitos las posibilidades laborales y para emprender en un campo tremendamente abierto como el de la ciberseguridad.

La tercera y última jornada de CyberCamp ha seguido indagando en una materia fundamental dentro de sus objetivos: el empleo y talento en ciberseguridad. Por el Barclaycard Center de Madrid han pasado a lo largo de la mañana numerosos especialistas en este campo que han coincidido en señalar el valor de los emprendedores en materia de seguridad tecnológica.

Hay pocos especialistas y, en general, faltan talentos como ha asegurado Juan Carlos Pascual, responsable de ciberseguridad de Sogeti España. “Se puede emprender sin prácticamente riesgos en este ámbito -ha asegurado Pascual- y con una buena base las oportunidades son tremendas”.

Un mundo de oportunidades

En la misma línea se ha pronunciado David Barroso, emprendedor y uno de los mayores especialistas en el terreno de la ciberseguridad, quien ha asegurado que las posibilidades son tremendas mayúsculas.

Eso sí, Barroso, ha querido resaltar que los emprendedores en este terreno deben dejar aconsejarse: “Aunque tengamos una buena idea hay que contrastar las posibilidades”. Como Juan Carlos Pascual, Barroso ha asegurado que, efectivamente, no se necesitan grandes riesgos ni cuantiosas inversiones para iniciarse en el terreno empresarial de la ciberseguridad.

En el ámbito puramente laboral, desde la auditora PriceWaterhouseCoopers (PwC), presente en CyberCamp 2015, aseguran que cuesta encontrar perfiles en el terreno de la seguridad tecnológica e informática. “La demanda es muy amplia y, sin duda, es en la actualidad una de las áreas clave en el área del emprendimiento tecnológico”.

Las amenazas externas o la seguridad industrial y energética abren un campo de posibilidades reales y difícilmente comparables en cualquier otro sector. Desde PwC recomiendan una formación específica y una madurez profesional imprescindible en un terreno tan especializado. Y este contexto profesional la Universidad y los planes incentivadores desde empresas o instituciones como el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) cobran una especial relevancia.

Por último, Lola Marcos Díez, directora de Selección de Accenture, compañía que también se encuentra presenta en esta edición de CyberCamp, ha querido resaltar la necesidad de contar ahora mismo con profesionales de esta disciplina. “Los estamos necesitando ya”. No obstante, Díez ha vuelto a incidir en la idea de la especialización como elemento clave en el desarrollo profesional.

INCIBE apuesta por los proyectos empresariales

En este contexto, 25 proyectos empresariales han participado en la convocatoria de la 'aceleradora de empresas 2015' en CyberCamp, un proyecto centrado en el desarrollo de ideas empresariales en el ámbito de la ciberseguridad. De esas 25 iniciativas, 5 han llegado a la fase final y han recibido sus correspondientes premios en la ceremonia de clausura. Además de ayuda financiera, los 5 proyectos seleccionados recibirán asesoría especializada y talleres de emprendimiento y una cuantía económica consistente en 7.000 euros al primero,  5.000 euros al segundo y 3.000 euros al tercero más dos menciones especiales.

Coincidiendo con CyberCamp 2015, la 'aceleradora de empresas 2016' ya ha seleccionado 10 proyectos y en las próximas semanas abrirá una segunda convocatoria.